viernes, 22 de julio de 2016

AGENTE COMERCIAL


Placa metálica esmaltada con forma de escudo , arriba la leyenda "AGENTE COMERCIAL" en el centro el Caduceo de Hermes escudo de comercio y el águila de San Juan fondo color crema. Tamaño 60x78 mm. 0.8 mm de grosor Peso 28.3 gr por detrás lleva dos tuercas par fijar con tornillos a la calandra del coche.


Parche negro cosido sobre fieltro azul, pintado en amarillo con el símbolo de comercio. Tamaño 4x5.5 cm. 

CADUCEO DE HERMES 


Del griego κηρύκειο del que deriva a su vez del latín caduceumes el emblema del dios griego Hermes, símbolo del comercio, también utilizado en las instituciones dedicadas a las ciencias económicas, una vara de olivo rodeada de dos serpientes enroscadas y ascendentes, coronada con un par de alas. Las dos serpientes representan la prudencia, la vida y la salud, también representan el número ocho y son el símbolo del equilibrio entre fuerzas antagónicas. 
Además representan el eterno movimiento cósmico, base de regeneración y del infinito. Es la verticalidad formal del símbolo de infinito. las alas simbolizaban la rapidez con la que este dios se desplazaba por todo el mundo. 

AGENTE COMERCIAL 

El agente comercial nace el 8 de Enero de 1926 al ser la colegiación obligatoria en cumplimiento de lo dispuesto por Real Decreto. Luego, por Real Orden del Ministerio de Trabajo, Comercio e Industria, de fecha 24 de Mayo del mismo año, se aprobó el primer Reglamento Provisional de la Colegiación, que se publicó en la Gaceta de Madrid del 4 de Junio de 1926. Los Colegios de Agentes Comerciales agrupan en su censo a todos los profesionales de la mediación mercantil privada, como intermediarios y células primarias del ejercicio mercantil, llegando con su presencia a los más apartados lugares de la nación. 


DUQUE DE ALBA "AGENTE COMERCIAL" EN LONDRES 1937 

DUQUE DE ALBA
En plena guerra civil el Gobierno de Burgos de Franco buscaba entablar relaciones diplomáticas con Inglaterra, lo que supondría un reconocimiento internacional a su régimen. 
Inglaterra estaba por la labor pero tenían sus reservas pues no querían reconocer el estatuto diplomático a los agentes españoles por temas de seguridad interna.
Franco tenia al hombre perfecto para esta misión Jacobo Stuat Fitz-James y Falcó, XVII duque de Alba. Nacido en Madrid en 1878, emparentado con la Casa Real británica, cuando llego la Segunda República, abandona España y se exilia en Londres, donde funda con Juan de la Cierva y el corresponsal de ABC, Luis Bolín, la asociación Los Amigos de España, organización encargada de promover el antirrepublicanismo y que cuenta con el apoyo de los círculos del conservadurismo británico. En julio de 1936, se adhiere al alzamiento militar.
14 de noviembre de 1937 el gobierno ingles hace un intercambio de "Agentes comerciales" con el gobierno de Burgos, El duque de Alba mantiene importantes contactos y amistades entre la clase dirigente, y reconoce que "cuando es menester tener acceso directo al Gobierno británico lo tengo, pero no oficialmente, sino como resultado de mis viejas amistades en el país", empieza sus labores diplomáticas que eran la importancia del reconocimiento basando sus razones en hechos aceptados por Gran Bretaña en otras guerras civiles, y el embargo de los bienes expoliados de Bilbao y otras ciudades de la España por los republicanos, así para que denuncie las violaciones de los acuerdos de No Intervención por parte de Francia, que permitía el paso por sus fronteras tanto de hombres como de material de guerra procedente de Europa, para el aprovisionamiento de la República y donde agentes Republicanos compraban material militar a traficantes de armas de todo el mundo. 
Al finalizar la guerra civil se convierte en embajador de España en Londres hasta 1945.


No hay comentarios: