viernes, 2 de noviembre de 2018

CUERPO DE GUARDERÍA JURADA DE RENFE


Placa ovalada de latón , en el centro Águila de San Juan en negro con la letras "RENFE" en rojo , al pie la leyenda " CUERPO DE GUARDERIA JURADA". Enganche trasero aguja. Tamaño 60X76 Mm. PESO 25.2 g. 

HISTORIA



La historia de La Guardería Jurada se remonta atrás en los siglos, de echo la actual Seguridad Privada es el cuerpo armado mas antiguo de España con 500 años de historia. 
Es al acabar la Guerra civil cuando a través del INI se crean las grandes industrias en España, cuando el guarda jurado da el salto del Campo a la ciudad y las grandes empresas como PETROLERAS, ASTILLEROS, AEROPUERTOS, NUCLEARES o en este caso RENFE montan sus propios cuerpos de Guardería Jurada. 
A mediados de los 70 del siglo XX empiezan a surgir las empresas de seguridad, que con el tiempo sustituirían a los cuerpos de Guardería jurada en las grandes empresas con la figura del Vigilante jurado.

CUERPO DE GUARDERÍA JURADA DE RENFE

El 23 de noviembre de 1877, regularía la figura del guarda jurado mediante una Ley sobre Policía de Ferrocarriles, desarrollando un reglamento específicos para que estos agentes que tendrían las funciones de seguridad publica y conservación de las vías férreas.
Con la creación de Renfe en 1941, estos guardas jurados se convirtieron en el Cuerpo de Guardería Jurada por la Circular número 276 de la Dirección General, de 1 de marzo de 1963, quedaría adscrito administrativa y funcionalmente a la Comisaría de Información y Relaciones Públicas de Renfe. 
El guarda jurado tenía la consideración, en el ejercicio de sus funciones, de agente de la autoridad, para ser investido del carácter de autoridad debía prestar juramento y obtener la correspondiente credencial de la Dirección General de Seguridad del Estado. 
Su uniforme reglamentario de color gris azulado, guerrera con hombreras, pantalón largo sin vuelta, una gorra de plato y el correaje con una placa de metal dorado y la inscripción: “Cuerpo de Guardería Jurada - Renfe”, Ademas del arma corta disponían de una carabina Destroyer de calibre 9 largo por eso era coloquialmente conocidos como “escopeteros”, prestaban servicio por parejas en los trenes y para la vigilancia de la instalaciones disponían de perros entrenados, que contaban con una Perrera Central en Madrid, que tenía como finalidad su cría y educación. 

Para la realización de esta entrada se extraído información de la pagina web del Museo del Ferrocarril.

No hay comentarios: